Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

BLOGSTERAPP O COMO RECUPERAR TUS RECUERDOS...

Imagen
Todos y todas sabéis que llevo unos cuantos años siendo blogger. Es una forma de expresar aquello que sale de tu interior. Como escritor intentas ir más allá de tus novelas, de tus obras de teatro… Díaa día o semana a semana plasmas momentos que deseas compartir con ojos ávidos de sensaciones.
Pero un buen día te planteas que aquello que escribiste en el pasado se pierde como si fuese un recuerdo olvidado. No podéis imaginar cómo te quedas cuando eres consciente de que muy posiblemente nadie volverá a leer aquello que publicaste años atrás. Incluso tú mismo te olvidarás que aquel post que con tanto empeño escribiste. A mi me da mucha pena. Por eso, de vez en cuando decides volver a tu historial de entradas y recuperas cosas que te vuelven a emocionar. Es un trabajo que haces con ilusión aunque se vuelve pesado. Sabes que debes de cuidar a tus lectores y lectoras. Que te gustaría mucho que todos los nuevos seguidores pudiesen disfrutar de tus recuerdos, esos que no leyeron en su momento…

JAVIER VE A LA LUZ...

Imagen
Pues el otro día me metí en una tienda de esa que tienen cosas que te entran por los ojos y encima están a muy buen precio. De esas que te pierden y de las que sales siempre con algo porque:
-¿Cómo no voy a comprar un escurridor de platos tan mono si encima está a dos euros?
Tú ni te planteas que no tienes sitio para un escurre platos, que ni siquiera escurres los platos porque puede que hasta tengas un lavavajillas último modelo. Pero mira yo, en mi infancia, era de los que compraba el primer fascículo de todo porque por 100 pesetas te regalaban un fichero para coleccionar fichas de mecánica de  coches (aunque me la trajese floja todo el mundo automovilístico) o, ¡me quedo muerto!, te adjuntaban un fichero de plástico duro con separadores incluidos para meter las fichas de "¡Insectos por el mundo!". 
Ni decir tiene que mi madre estaba aterrorizada porque siempre me veía llegar con un cartón tamaño paella para doce en el que incluían el primer fascículo y ese regalo preciado…