Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

¿ESPÍRITU NAVIDEÑO?

Imagen
Os juro que esta mañana venía dispuesto a escribir algo muy divertido, una anécdota que me pasó hace un tiempo y que mejor dejo para mañana. Y es que los comerciantes me lo ponen mi difícil... sinceramente. Vamos al turrón... que se dice por aquí y por allá... y que yo no digo, porque no me gusta el turrón y no celebro las navidades y no sé porque lo he dicho y debería borrarlo, pero como tengo algo de Conchi, sigo pensando que lo que escribes en el blog se queda en el blog, como en Las Vegas y es imposible de borrar...
Pues esta mañana estaba dando ese paseillo que te cargan en el ADN cuando te acercas a los cincuenta y que te lanzas a hacer sin venir a cuento cada mañana, cuando de repente me he topado con este anuncio y me he quedado de piedra. Pero de piedra de verdad, que una señora me ha echado unas monedas y unos japoneses se han hecho una foto conmigo.  De repente se ha pasado el hechizo y he explotado. Miles de piedrecitas han salido despedidas y la gente ha huido despavorid…

CAFÉ Y CANELA...

Imagen
Son las siete de la mañana. Me gusta esta hora. Me gusta el silencio. A mi lado Miranda. Lanza pequeños suspiros de algún sueño perdido que no consigo atrapar. La calle se ha cubierto de una niebla extraña que recuerda a otra cosa más allá del mediterráneo. Me gusta la niebla. Me recuerda a la isla. A tardes oscuras de invierno. Cuando volvía del colegio y me aventuraba por un parque espeso, convertido en tinieblas… escenario perfecto para la mejor de mis historias. Pero esa infancia ahora no está, ahora sí está… Porque ya son las siete y cinco y la niebla sigue suave, acariciando a ese sol que se despereza cansado. Quiero escribir y miro la pantalla de mi ordenador. Decenas de iconos se revuelven juguetones. Me juro que borraré aquellos que no uso. ¿Por qué soy tan desorganizado? Por más que utilice siempre los mismos, me cuesta encontrarlos. Estoy seguro de que tienen vida propia y cuando les privo de su luz, juegan a cambiar posiciones, a volverme loco y por eso les tengo cariño… …

¿DE QUÉ ERES... DE VACA O DE SOJA?

Imagen
Hace poco más de tres años pasé por un cáncer. Hala... y lo dices así, sin ningún tipo de pudor, como quien dice que ha tenido un mal resfriado. Bueno, creo que en este blog en el que plasmo mi vida en serie ya he hablado de esto y si no lo sabíais, pues creo que deberíais volver atrás y poneros al día... Retomo... pasé un cáncer al que yo llamé mi Aserejé. "Te has pasado, Javier" Pues igual sí... pero cuando el médico me dijo que tenía un "Seminoma" a mi cabeza se vinieron las "Ketchup" con la cancioncita de las narices y no paraba de hacer mentalmente el baile con mi imaginación... así que os digo que ese fue mi primer contacto con la enfermedad. También os contaré que todo fue estupendamente y que todo me enseñó mucho y sobre todo aprendí que la vida es así de juguetona. Que nos preocupamos por bobadas sin sentido y que un buen día un bulto acumula todas tus tensiones, tus preocupaciones no contadas, tus penas no liberadas, tus gritos no expresados...…