Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

El Efecto Amarillo

Imagen
No soy mucho de cadenas, la verdad, pero el otro día me llegó a whatsapp una en la que se invitaba a la población a hacer una queja silenciosa por lo que ocurre en este país. Reconozco que lo miré con recelo, al principio. Hemos nacido con el gen de la desconfianza, del pasotismo más absoluto en lo que se refiere a nuestro propio futuro. Me da mucha pena el ver que lo único que importa es que la vida pase lo más silenciosamente posible y, si hay que bajarse los pantalones, pues se mira a algún partido de la roja y santas pascuas.  Curioso que este país esté plagado de homófobos que no dudan en bajarse esos pantalones para que se la metan hasta el fondo, todo muy virtualmente y muy presuntamente claro. 
A lo que voy. Vi el color amarillo. Era una forma silenciosa de llamar la atención. El color amarillo muestra energía. Muestra fuerza. Pero incluso muestra rabia. Si pensamos un poco, cuando el hígado se carga de rabia enferma y si enferma nuestra piel se torna amarilla, y el cuerpo pi…

ConsPirados

Imagen
Hace unos meses,  Fernando Moreno, ese genio de la lámpara que ha venido a este mundo para conceder deseos de felicidad y que recibe el triple de lo que da, me llamó y dijo: "Javier... vamos a hacer una obra... Empieza a pensar... Empieza a imaginar" Entonces supe que algo iba a ocurrir... Que una semilla de esas que empiezan siendo de cristal, nos llamaba poco a poco. ConsPirados vino a mi mente. El título se paseó por cada rincón de mi cuerpo y me habló de sonrisas.. Esa esquizofrenia literaria de la que presumimos los que enlazamos palabras y deseos,  me presentó a cuatro personajes. Cuatro vidas que se juntaban en una espiral de locura y verdad... Me hablaron... Los dejé hablar... Tomaron forma, tomaron poder de mis dedos y la obra de teatro nació... 
Y hacía falta un hada madrina.  Esa que son su luz, con su profesionalidad, con su amor por la vida, pudiese poner cada cosa en su sitio, diese vida a aquella semilla de cristal que ya empezaba a ser de la plata más brilla…