AMORDAZADOS




Me da pena. Me da mucha pena. No puedo entender cómo podemos llegar a este punto y quedarnos tan tranquilos. No puedo comprender cómo somos tan pasivos en aquello que deberíamos gritar. Y mientras tanto dos muchachos están en la cárcel por hacer teatro. Así de sencillo. Pero no, somos tan prepotentes que nos permitimos prejuzgar sin tan siquiera saber lo que está ocurriendo. Somos tan increíblemente osados que nos dejamos llevar por la marea del odio y nos convertimos en jueces de cosas que deberíamos temer. Porque esto no es una cuestión de mira tú lo que ha dicho este... no... Es una cuestión de ser de Carmena, Sanchez, Rajoy, Rivera..  Es sencillamente un apoyo incondicional al sol que más te calienta y te ciega. Porque olvidamos que todo esto se resume en una ley... la ley mordaza. Y extrañamente una gran parte de la población va y se acostumbra a ella y decide que estos titiriteros deben de estar en la cárcel por enaltecimiento del terrorismo. Y yo me quedo de piedra. Y me da pena. Me da pena este país que cada vez me gusta menos. Pero somos así de manipulables. No nos tiembla el dedo en las redes sociales para compartir indignados noticias que son bulos, mentiras... sin saber que nos convertimos en cómplices de ese mismo bulo. No. Hablamos en las tertulias y se nos llena la boca de insultos y sabiduría. Y mientras tanto los titiriteros siguen en la cárcel. Y no salimos a la calle a pedir justicia. Pero sí que lo hacemos por los terribles acontecimientos de Charlie Hebdo y se nos llena el whatsapp de "Je Suis Charlie" y gritamos porque les han rasgado el derecho a la libertad de expresión. Y defendemos a una revista que precisamente es el paradigma de esa libertad de expresión. Todos a la calle. Pero mientras tanto aquí nos lanzamos contra unos jóvenes que hacen arte. Que me puede gustar más o menos lo que representen, pero es la esencia del ser humano. Y sepultamos la realidad. Sepultamos la tiranía de las palabras. Que ahora mismo incluso yo esté incurriendo en un delito y que me lleven a la cárcel. ¿Cómo os sentís? ¿Cómo os sentiríais si en tu trabajo ya no sepas si puedes hablar o no? Yo tengo escritas obras de teatro en las que puede que alguien se levante de la butaca y vaya directo al cuartelillo más cercano. Porque no le gusta lo que digo. Porque me estoy metiendo con su religión, ¿por ejemplo? Parece ciencia ficción, ¿verdad? Pues estos días a mi ya no me lo parece tanto. 

Y vas y escribes tu indignación en las redes sociales. Dices que aquí el problema no es de los que representan la obra sino de los que la permitieron sin preocuparse de saber lo que hacían. Y yo defiendo a Carmena a capa y espada, pero intento ser objetivo y al César lo que es del César. Y no lo está haciendo bien. A mi parecer está tirando piedras fuera y no es justo. Intentas explicar a quien quiera leer que la obra en cuestión está basada en "El Retablillo de don Cristóbal" de Lorca. Que viene de la Edad Media. Que los títeres de cachiporra funcionaban así, dando porrazos a diestro y siniestro. Una crítica social como pueden ser la Fallas de Valencia con toda su ironía y sorna. Me pregunto si por esa regla de tres deberían de llevar a la cárcel a ciertos artistas falleros que vuelcan su sarcasmo sobre las obras para que las disfruten tanto adultos como niños. ¿Cuál es la diferencia? La obra en cuestión había sido adaptada al gusto de los autores, siendo una bruja okupa la que hace el papel de don Cristóbal. Y en cuanto al famoso cartel que supuestamente enaltece a ETA, esto es lo que ellos dijeron:

"Respecto al famoso cartel de 'Gora Alka-ETA', la compañía aclaró al día siguiente de las detenciones que La Bruja y Don Cristóbal  -hace referencia a la persecución de anarquistas-. Y asegura que el cartel -es una pancarta que, en la obra, un policía coloca a la protagonista, inconsciente tras ser golpeada, para sacar una foto y elaborar la acusación contra ella, y ejecutarla-. La compañía denunciaba que -otros detalles de la obra han sufrido tergiversaciones semejantes".

Pero no. Es más fácil dejarse llevar por aquellos políticos cargados de odio e ira que utilizar cabezas de turco a su antojo. Y ahora mirad esta foto:



Este es un fotograma del episodio del 28/01/16 de la serie "Cuéntame Cómo Pasó". No me lo han pasado. Lo he visto yo y he marcado el letrero que hay en la pared trasera. ¿Se puede calificar eso como enaltecimiento del terrorismo? ¿Deben de ir a la cárcel los responsables de esta toma? ¿Cuál es la diferencia? ¿Que tiene más glamour la serie que unos titiriteros? No seamos hipócritas, por favor. Es curioso que cuando puse esta imagen en las redes tuve bastantes insultos y alguno de ellos me decían que no era lo mismo, que eso se desarrollaba en la época del problema y que no pasaba nada. Y yo me tengo que callar porque la opinión es libre pero para mi, errónea. Os lo dejo para vosotros y vosotras. Pensad y decidid. Porque si por eso fuese habría que meter en la cárcel a directores de cine, guionistas, escritores, pintores, fotógrafos... todos esos que utilizan su arte para abrir ojos y despertar conciencias. Lo malo es que muchas conciencias ya están sucias y no se pueden recuperar. 

Y viene ese que te dice que le parece muy bien lo que dices pero que ningún niño tienen porqué presenciar ciertas cosas y (cito textualmente) "ser objeto de adoctrinamiento de ningún tipo". Y tú intentas explicar que todo eso queda muy bien, pero que aquí el problema no está en los titiriteros sino en los que permitieron la obra. Que la frase sobre los niños queda preciosa y que espero que esos padres no hablen de política delante de ellos, o que no vean ciertos programas o dibujos de la tele que dan auténtico miedo, o presencien películas en las que unos dinosaurios de comen a un hombre de un bocado, o los lleven a manifestaciones y así un largo etcétera... 

Y también voy y me pregunto si en todas estas manifestaciones promocionadas por la iglesia contra la homosexualidad, no se enaltece la homofobia creando un sentimiento de odio hacia aquellos con una forma de amar diferente. Si no se promueve el odio hacia seres humanos igual que tú. Si la soga que ha matado a muchos de esos niños porque no soportaban vivir en ese "pecado" (yo, desgraciadamente conocí a alguno), no podría haber sido agarrada por aquellos que se manifiestan con pancartas sobre monstruos y perros. Me pregunto si yo podría ir a la policía y denunciarlos. ¿Es lo mismo?

Y mientras tanto me da pena este país que ya no me gusta. Porque no me gustas así España. No me gusta que dejes de lado cosas que tendrían que ser de vital importancia. Que sólo muestres una unión verdadera cuando gana la roja. Que cada día me dé cuenta de que queremos ser una copia mala de otros modelos que no podemos alcanzar.  Que veo que los políticos solo se preocupan por el poder. Que con la información que hoy en día tenemos salgan políticos que están de corrupción hasta las cejas. Me da pena y no comprendo lo que nos pasa.

Sé que no gustará lo que estoy diciendo o sí. Sinceramente no me importa porque mi mejor y único arma es la palabra. La usaré siempre guste o no guste. Intentaré respetar mientras se me respete. Pero hoy no he podido más. Hoy he tenido que gritar y si alguna conciencia se despierta entonces me daré por satisfecho. Porque no lo olvidemos...

 LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN INCLUYE HASTA LO QUE NO NOS GUSTA...


Así que os regalo este texto para que lo compartáis, para que lo sintáis para que sirva de modelo de vuestro grito si estáis de acuerdo. Os regalo este texto con la esperanza de que, algún día, volvamos a ser ese país que tanto llegué a querer durante unos años...


Comentarios

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

AMOR DE MIGA DE PAN...

CAFÉ Y CANELA...