THE WALKING DEAD O EL ABURRIMIENTO DE LOS MUERTOS...



Pues sí, de una vez por todas voy a dedicar este blog  para lo que fue diseñado: las series de televisión. Sí, porque me llaman experto en ellas y creo que debería hablar de lo que opino. Puede que estés de acuerdo o no, pero soy un devorador de ellas y cada día suelo consumir dos o tres episodios con lo que se puede decir que algo podría opinar.

Quiero aclarar una cosa: odio los spoilers igual que odio esa palabrita del demonio. Es verdad que queda muy bien para definir lo que significa: adelantos de lo que va a ver, pistas sobre la trama, destrozos de sorpresas...  odio los trailers que ya no son como los de antes. Hoy en día suelen duran cuatro o cinco minutos en los que les falta poner el final (en alguna ocasión lo han hecho y he sufrido en silencio las ganas de levantarme del cine y largarme a una galaxia muy muy lejana). 

Por lo tanto... vamos allá. He decidido empezar con The Walking Dead. Una serie que me fascinó desde el principio y que, en esta última temporada, me ha hecho desear que caiga un meteorito que se lleve por delante a todos los protagonistas.

Cuando vi el primer episodio me quedé fascinado por esa caótica sensación de soledad. Vemos al protagonista despertarse en un hospital tras sufrir un coma. Si nos ponemos en su lugar podemos llegar a sentir ese horror. El horror de que la vida haya cambiado completamente desde que se quedó "dormido". A veces me ponía en su lugar. ¿Qué nos pasaría si nos quedamos dormidos y al despertar comprobásemos que todo ha cambiado? ¿Que el mundo se ha llenado de muertos y puede que tú... seas el único superviviente? La idea era bestial. Las tramas me alucinaban. Llegaba un momento en el que lo menos importante eran los muertos vivientes (¿os habéis dado cuenta de que en ningún momento se dice la palabra "zombi"?), y lo que sí importaba era la supervivencia, las relaciones, el adaptarse a un mundo que se había puesto patas arriba.

Y temporada a temporada me regalaban emociones nuevas. Creo que en ninguna serie he tenido esa necesidad de dejar de verla. Pero no porque no me guste, sino por la angustia que me producían ciertas escenas. Era agónica. Retrataba tan bien esa atmósfera que todo en ella rezumaba calidad. 

Pero llegó esta última temporada. La siete. Teníamos muchas ganas de que comenzase. El primer episodio fue lo mejor que he visto en mucho tiempo. Por momentos tuve tanta ansiedad que a punto estuve de dejar de ver el episodio. Increíble. De verdad. Pero a partir de entonces la serie empezó a ir cuesta abajo. A toda velocidad. Es lo malo de poner el listón tan alto nada más comenzar. ¿Cómo superas eso? A veces creo que ni siquiera los guionistas salían de su asombro ante el impresionante episodio que se habían sacado de lo más profundo de sus entrañas. Y continuar en la línea era complicado. Y se notó. Durante los quince episodios restantes nos dedicaron tramas planas, historias que no interesaban un pimiento y que conseguían hacer que me preocupase más del  móvil que de la televisión. Me molestaba sentirme así. Porque adoro  The Walking Dead y todo lo que significa. Sin embargo todo apuntaba a un desfile de aburrimiento y tedio. Y así fue.

No os podéis imaginar cómo me molesta hablar así pues soy un claro defensor de la serie, pero esta temporada no me ha dado ningún tipo de alegría. He tenido esa sensación de pérdida de tiempo y el que pase pronto este resquemor que me ha quedado y que la próxima temporada sea bastante mejor. Una cosa os digo, tras este desastre no creo que sea muy difícil mejorarlo. 

Eso si... tras estos 16 episodios me surgen unas cuantas preguntas que paso a compartir:

-¿En qué momento han adquirido el poder de munición ilimitada?
-¿Quién les corta el pelo y, a algunos, les suministra esas cantidades ingentes de laca?
-¿Si los muertos no paran de comer, donde y cuando defecan?
-¿Con qué producto limpia Negan a Lucille?
-Con lo mal que sale la sangre, ¿como tienen a menudo la ropa tan impecable?
Y lo más importante...:
-¿Alguien se cree lo del tigre?

La última pregunta es:
-¿Veré la próxima temporada?

Así que os dejo con vuestros pensamientos y, sobre todo, me encantaría que dejaseis algún comentario sobre lo que os ha parecido esta temporada 7...


Comentarios

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

AMOR DE MIGA DE PAN...

CAFÉ Y CANELA...