CUANDO TE ENAMORAS DE ROSARIO...



Rosario. Ya solo el nombre te invita a saber de qué va todo esto. Y esto va de fuerza, de arte, de sorpresas, de un punto de miedo, de sonrisas, de alguna carcajada perdida... Pero sobre todo va de Carmen Carro. ¿Qué decir de ella? Que me tiene loco con sus registros, con su humildad, con su punto de locura, con su entrega incondicional...

¿De qué hablas Javier? Pues de Rosario... una obra que se va a representar todos los jueves de junio en la Sala Azarte en Madrid. Y si no vais a verla os arrepentiréis siempre. Porque no descubriréis la pena de la soledad y la pena de la esperanza. Porque no podréis sentir el grito de futuro que nos lanza este personaje. La fuerza con la que te arrolla desde el primer minuto. Porque Rosario enamora, ese punto psicópata te hace quererla aún un poco más. Te preguntas por momentos si te faltará un tornillo y no... te sobran muchos y todos los recoge ella para formar a su personaje.

Carmen lo da todo. Y cuando digo todo es todo. Se rasga de arriba abajo para parir a Rosario y lo hace con genio, con arte, con amor. Porque Carmen escribe, actúa, dirige... Carmen me fascina, me apasiona, me rapta entre sus frases que te permiten leer entrelíneas sin misterio, sin dolor, sin dificultad...

Debéis de ver esta obra porque para mi es de lo mejor que he visto en estos últimos meses. Una obra que debería de saltar a teatros más grandes, que debería llegar a ese público que ni siquiera sabe que necesita esta obra. Porque Rosario me trae cinco horas con un Mario que se cubre de sangre. Porque Rosario te obliga a desear que nunca acabe; que no quieras salir de esas paredes que ya son tu casa. Porque de alguna manera todos somos Rosario y gritamos con ella en una escena en la que te reconocerás y que no te voy a desvelar. Nos recrea un momento de la historia en la que todos deseamos hacer algo que nunca pasó... y para eso deberás de ir. Para eso deberás de sacar tu entrada ya... Te voy a poner el enlace para hacértelo más fácil... pero date prisa porque o te quedarás sin sitio. 

Pincha en:


Luego después vienes y me lo cuentas. Porque tu vida no volverá a ser la misma. Porque dentro de la obra hay sorpresas que no puedo desvelar por más que mis dedos lo deseen... pero ese es tu papel, tu momento...

Gracias Carmen por regalarnos tanto, por regalarnos a Rosario y convencernos de que... todo... si se desea con el corazón... es posible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DEBERÍAMOS DE APRENDER MÁS DE LOS PERROS...

¿TIENES UN MINUTO...?

BUENA SUERTE... MALA SUERTE...