Temporada 1 - Episodio 1 "A mi me gustó el final de Perdidos"


Hace unos meses fui parte de esos millones de personas que siguieron en directo el final de “Perdidos”. Me levanté con la sensación de que algo se acababa dentro de mí; que me arrebataban algo que me había acompañado durante años, haciendo de esos personajes miembros de una familia irreal a la que tendría que decir adiós. Yo no esperaba respuestas, ni esperaba cabos atados. Esperaba que la despedida no fuese muy dura, que se fuesen sonriendo, con un posible “hasta pronto”, aunque era consciente de que eso no iba a ocurrir. Asistí a un río de lágrimas que me empañaban los ojos. Disfruté con cada segundo. Me despedí de cada uno. Tengo mis favoritos, aquellos que más me dolió dejar (nunca perdonaré a V que me quitase a Juliet abandonándola en aquel horrible pozo, aunque V me la devolvió y es otra de mis series favoritas actualmente). 

Ahora debo incluir una NOTA grande, pues voy a hablar del final de Perdidos, o sea que si eres de los pocos o pocas que aún no es consciente de lo que ha ocurrido, no sigas leyendo. He avisado.

Pues como decía. El último episodio fluyó con sutileza, ayudándome a continuar con ellos y cuando el ojo de Jack se cierra para siempre (un fantástico guiño a la primera escena del principio de la serie, escena en la que su ojo se abre a lo desconocido), algo se rompió en mi interior y les dejó marchar. Obviaré momentos del episodio final que la cadena de televisión fastidió, como esos casi veinte minutos que se comieron por arte de magia (luego los recuperaría yo desesperadamente)  que no le restaron emoción a esos momentos tan íntimos y personales.

Y la isla se fue, la isla nos abandonó y me quedé en silencio, como esperando una señal que me obligase a continuar, a darme cuenta de que se habían ido. Igual todo esto os parece desmesurado, que se me fue la cabeza, que estoy como una cabra, pero las series consiguen trasladarme a su interior, vivir a su lado, contestar a sus conversaciones e imaginar sus escenas. Puede que os ocurra lo mismo, que seáis de los elegidos para formar parte de esa isla en la que tan solo viven las series de televisión. Estamos todos Perdidos, Perdidos en su trama, en sus capítulos, en sus desenlaces.

Después vinieron las críticas, críticas sobre finales no terminados, sobre cabos que están sueltos (que en mi mente se atan de mil maneras distintas). Hablaron de desengaño, de farsa. Reunieron a críticos que dijeron esperar más. Pero, para mi, el final no debe de justificar la totalidad. Que ese final, nos pone la serie bajo el punto de vista de Jack, un punto de vista cargado de irrealidades, sueños faltos de la vida, pero llenos de ese tópico "la vida pasó delante de mi como una película". Y no, no quiero saber qué hacía la estatua en la isla, no necesito respuestas a temas que hacen un conjunto, un conjunto que le da credibilidad a cada personaje. Me quedo con cada uno de ellos, con sus complicadas existencias, con cada no vida de ellos. Así que hoy mi homenaje va a "Perdidos". Porque vuelvo a saborear los episodios nuevamente y a descubrir la perfección de sus rincones... puede que al final, encuentre una nueva justificación, un nuevo desenlace y a todos aquellos que se sienten defraudados les diré que no es un final, es un principio acompañado de un largo sueño. ¿Queremos justificar los sueños? No... Yo no quiero.

Gracias y hasta otra isla.

Comentarios

  1. Yo no vi Perdidos y la verdad es que no sé porque. Imagino que seria por horarios, pero espero que me dejes los DVD´s y porder verlas porque por lo que expresas, debió de ser una muy buena serie.
    Yo ahora estoy enganchada a Mujeres Desesperadas, son geniales y como la vida misma.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Yo si qe he visto algún capítulo de Perdidos y la verdad también me gusta mucho la serie, pero ahora no es como cuando eras más joven que tenías más tiempo para ver cosas y la verdad también la oferta es muy pero que muy grande, tienes tanto serie donde elegir que aveces te pierdes, como estos de la isla, je,je.

    Respecto a la serie de mujeres desesperadas la verdad que está muy bien, por que las tías la verdad qe no se cortan un pelo, es una manera a veces salvaje de presentar situaciones rocambolescas en las que un grupo de piradas geniales con personalidades totalmente distintas se ven inmersas en situaciones de todo tipo pasando por el sexo, los hijos, asesinatos, ..., no dejan títere con cabeza.

    Desde aquí reivindico una serie para nosotros los hombre: "Hombres desesperados", ya que últimamente somos nosotros el sexo débil, si no lo hemos sido siempre vamos.

    Bueno Jael te animo a que sigas con tus interesantes comentarios, este no o he leído, por que la verdad no quiero que me destripes el final de la misma sin antes haber visto la serie, claro que necesitaré un hartazón de la misma ya que creo que ha habido unas cuantas temporadas ¿verdad?.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

LO QUE VIENE SIENDO REPARTIR "HOSTIAS"...

FELIZ DÍA DEL AMOR...