EMPEZAR, siempre EMPEZAR.



Esa es la sensación que tengo siempre. No sé si es bueno o es malo. Pero llevo empezando de nuevo toda mi vida. Desde que comencé este blog sobre mi existencia, os habréis dado cuenta de que soy de esos que intenta reinventarse cada día o se cree que lo hace. Digo que odio la rutina y sin ella me pierdo. He intentado escapar de las costumbres, esas que se llenan de horas en punto, de días exactos y mecánicos movimientos. Poco a poco lo voy consiguiendo, porque es la única manera de dejarme sorprender. Muchos ya sabéis que no he tenido una vida muy fácil. Que he tenido una vida bastante difícil, pero que ha sido una vida y, desgraciada o afortunadamente, es lo que hay. Hay dos opciones: el estar quejándose todo el tiempo o aceptarlo y sacar lo positivo de ella. Porque lo tiene. Eso lo he comprobado día a día. 

Muchas veces (casi todas), imagino lo que estaréis pensado mientras me leéis. Si me comprenderéis, si os identificaréis con alguno de estos desvaríos que lanzo a bocajarro aquí. Siempre busco algún comentario. Deseo mucho que esto sea como una conversación. Saber de vuestras impresiones. Saber que estáis ahí. Pero sois tímidos. No creo que os de miedo, porque yo no doy miedo. De vez en cuando, alguien deja su pensamiento y me hace muy feliz. Me doy cuenta de que estáis ahí y no sois una mera estadística de un programa informático. Y suelo soñar que me hacéis peticiones, tipo: "Javier, ¿qué piensas de la reproducción de los chipirones paraguayos?" Y yo, que soy muy educado, pues me informo sobre ello y os contesto. Porque un blog es mucho más que una conversación en solitario, es una comunicación entre almas. Un porque si. Porque me apetece compartirte. 

¿Jugamos a algo hoy? ¿Por que no dejáis un comentario tras leer esto? Es fácil. Está al final de estos pensamientos sin sentido. Podéis identificaros o ser anónimos. Podéis decir "hola" o, sencillamente "adiós". No sé... hoy es de esos días en los que os quiero sentir cerca. Porque es un buen día para EMPEZAR. ¿Queréis empezar conmigo? Es fácil. Siempre os lo digo. No hay ayer. No hay mañana. Sólo hoy. Empecemos a disfrutar este momento. Ahora que me leéis. Mis ojos miran estas letras. Es como si os miro a vosotros y vosotras. ¿Sentís mi mirada? Viene directa desde mi alma. No soy nadie. Quizás ni siquiera existo y lo que estáis leyendo se escribe mientras paseáis vuestra mirada por las palabras. Puede que cuando cerréis el navegador todo cambie. Los párrafos se reinventen. Porque es posible que sea un sueño y eso es bonito. Es bello poder hablar con un sueño. Interactuar con él.

Podéis empezar. ¿Tenéis un mal día? ¿Es bueno? ¿Podría ser mejor? Está en vuestras manos el hacerlo a vuestra medida. Hoy he visto las noticias. Porque incluso los que no existimos tenemos que estar informados. Son noticias que intentan ensombrecer nuestros momentos. Son realidades que nos obligan a dar un paso atrás. Pero no lo hagáis. Porque HOY vamos a EMPEZAR. ¿Si? Os dejo que decidáis aquello que va a nacer hoy. Me encantaría que me lo indicaseis. Que lo escribáis, para que lo sepa. Para que empecemos juntos.

Y miro por una ventana cargada de sol. Aquí, a millones de kilómetros de distancia. Aquí se está bien. Algún día os podré decir quién soy verdaderamente. Por qué estoy aquí. 

Hoy tengo un deseo para todos vosotros y vosotras. Tengo uno y cada uno de ellos se tiñe de comienzo. Un buen comienzo. Puede que os hayan dejado sin trabajo, que hayáis terminado una relación, que penséis que no hay esperanza, que nuestro país agoniza, que los sueños nunca se harán realidad, que una enfermedad se pasea por vuestras venas, que la tristeza es la única posibilidad en estos días. Pero NO. Empecemos de nuevo. Cambiemos las sonrisas. Porque hay más trabajo, hay más relaciones, siempre hay esperanza, los sueños nacieron con la posibilidad de la realidad, incluso una enfermedad es un aviso de que tenemos la fuerza para aprender y la tristeza se alimenta de alegrías que podemos encontrar. Dadme la mano. Tengo la solución y vosotros también. 

Porque ahora mismo NO hay problemas. Cuando terminéis de leer esto volverá la vida y depende de vosotros CÓMO la vais a mirar. CÓMO la vais a afrontar. Porque aunque nuestros problemas sean los peores del mundo, siempre hay muchas cosas que dejamos pasar de largo. Cosas que no volverán y cuya única finalidad es hacernos la vida un poco más fácil. Identificadlas. Dejad que os guiñen un ojo. Sentid la felicidad. Tan sólo un segundo. Un segundo tiene la fuerza de una vida si lo sabemos aprovechar.

Y me voy a marchar. ¿Me dejaréis un comentario? Hagamos que el blog reviente. Que los sueños se compartan. Decid a vuestros amigos que aquí hay una voz que os escucha. Porque aunque parezca difícil, hay voces que escuchan.

Aquí sigo. Aquí estoy. Mientras me dejéis...

EMPEZAR... siempre... EMPEZAR...

Comentarios

  1. bon jour, hado mío¡¡¡ aquí estoy conecthada ya ¡¡¡¡ besos hadados. Rosetta

    ResponderEliminar
  2. Hola,sigue "escribiendosoñando"y asi mientras te leemos todos seguimos vivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria del Mar... nunca dejemos de soñar...

      Eliminar
  3. Gracias por darme las armas para soñar y escribir.... Gracias por vuestras miradas...

    ResponderEliminar
  4. Gracias por acompañar mis comidas y hacerme soñar un ratiro tidos los dias

    ResponderEliminar
  5. El poder de las palabras...
    Yo cuando te leo te entiendo perfectamente... Hay frases que parecen escritas de mi puño y letra... Tan tan similares... y es que al fin y al cabo creo que es porque los que no hemos tenido una vida fácil tenemos una especie de conexión especial...
    Llevo varios días con unas ganas locas de tirar la toalla de nuevo, y me acuerdo de este blog... Y me encuentro con esta magia, con,alguien que a cambio de nada y sin conocerme me ofrece una mano y me da un empujón para seguir, que me recuerda que la esperanza siempre vuelve, que la felicidad esta sentada a mi lado esperando a que la mire y a que vuelva a confiar en ella...

    GRACIAS :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosas como las que me has puesto, Patricia, dan justificación a mi trabajo, a mi vida, a mi sentimiento.. justifican estos retazos de vida que se escapan por mi alma... Gracias por parar un momento en ellos y seguir....

      Eliminar
  6. Me encanta como escribes, me siento muy identificada con tus palabras.
    Besitos... muacksssss :))******

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

LO QUE VIENE SIENDO REPARTIR "HOSTIAS"...

FELIZ DÍA DEL AMOR...