PARA GUSTOS.... (LA COLONIZACION ALCACHOFERA)



Una vez escuché a una señora decir algo así como: "Mira cuanta gente y cada uno con su cara", una frase maravillosa para definir que todos somos diferentes y que, a veces (muchas), por más que lo intentemos entramos en discusiones bizantinas intentando convencer a aquellos que sabemos jamás conseguiremos acercar a nuestras filas. Porque si de repente alguien dice que no soporta a los cachorritos de perro (no soy yo, que me encantan), pues se le echa encima tres cuartos del planeta y lo llaman de todo... O si dices que no te dan miedo las cucarachas y que a veces incluso las cazas con la mano (ese sí que soy yo) pues te borran de facebook e, incluso, pueden hasta denunciarte al Defensor del Pueblo.  Y "cada uno con su cara"...  

Y ¿a qué viene esto? Pues a las cosas que no me gustan y que no me pasan ni siquiera con una cucharadita de azúcar de Mary Poppins.  Hay dos con las que no puedo y nadie, repito, NADIE en el mundo me podrá convencer. Una son los mimos, pero no los de cariño, no, los mimos de cara blanca y trajes tristes... Sí, habéis leído bien... no soporto a los mimos y seguro que no lo comprenderéis pero tengo mis razones y esa me la quedo para mi... pero no puedo con sus caritas de pena, con que caminen y no lleguen a ningún sitio, con verlos encerrados en cajas de cristal sin poder salir y yo con ganas de acercarme y darles un empujón. Qué se la va hacer... no me gustan los mimos. ¿Algún psicoanalista en la sala? ... Y la segunda cosa con la que no puedo son las alcachofas. No puedo, no quiero y no podré nunca. Recuerdo de pequeño que intentaban camuflarlas entre manjares exquisitos, pero su horrible sabor venía corromperlo todo y tenía que ir corriendo al baño. Y me encanta decir que no me gustan las alcachofas, porque en seguida la gente viene a aderezármelas, figuradamente, con mayonesa, con bechamel, con paté o con el Coro de "El Misterio de las Voces Búlgaras", por ejemplo. Y no, no las soporto. Y me sigue pareciendo curioso y el otro día escribí en facebook esto que os transcribo:



"LA VERDADERA HISTORIA

Perdonadles porque ellas no tienen la culpa de haber salido así, de ser lo que son, no les salió bien desarrollar un sabor espeluznante... aunque os empeñéis en aderezarlas con sal, bechamel o cualquier otra delicatessen... nacieron para ser pintadas, fotografiadas u observadas... nada más... sin embargo el ser humano, a través de la maléfica inteligencia que reside en interior de este ser llamado "alcachofa", creó unos extraños anticuerpos que transformaban ese venenoso sabor y la imaginó deliciosa... Pero no... ella siempre quiso no ser comestible... lo intentó y no le dejasteis... Pero por alguna ley cuántica, unos cuantos humanos rechazamos esos anticuerpos y las observamos a lo lejos... sabemos lo que son... y sabemos de donde vienen y, lo peor de todo, a lo que vienen... Siento ser portador de esta noticia... siento que os enteréis así... aunque sigáis publicando excelencias sobre su confuso sabor... son inteligentes y guardan un secreto... Mi labor es avisar a quien quiera escucharme, intentar salvaros de ellas... y que vuelvan a ese planeta del que no tuvieron que salir nunca... Aún tenéis una oportunidad..."




Después de colgar esto en facebook empecé a tener las respuestas que imaginaba. A todo el mundo les gustaba las alcachofas y yo seguía sin entender. Y no querían aceptar que estaban siendo colonizados, poseídos, atacados... No... siguen pensando que ese sabor supuestamente delicioso es no un engaño y yo ya no puedo hacer nada. He lanzado la revelación que ocultan los mimos. Si, porque seguro que ellos vienen del mismo planeta. Que ellos con su silencio esconden la verdad. A veces imagino encontrarme un mimo comprando alcachofas y creo que sería mi peor pesadilla. O dibujo en mi mente la casa de un mimo con cientos y cientos de esquejes de alcachofa, cuidándolos con "mimo" (¿lo pilláis?) y sabiendo que están colonizando nuestro planeta... 

Y ayer, igualmente, hablamos de alcachofas. Porque cuando algo no te gusta (sean alcachofas, cucarachas,Gran Hermano VIP o Supervivientes), siempre acabas hablando sobre eso. Porque tiene que ser así, porque es de cajón, porque todos tenemos nuestra cara y somos irrepetibles. Porque somos samaritanos, porque creemos que lo nuestro es lo mejor y hay que convencer. Porque dentro de nosotros hay un político alcachofero, un mimo que intenta llegar a ninguna parte... No sé... creo que de repente acabo de encontrar la definición perfecta para un político: "mimo alcachofero que intenta convencer de que su planeta es el mejor e intenta hacerte llegar a ninguna parte".

Alcachofa, alcachofa... artichoke en inglés, artischocke en alemán, carxofa en catalán, kronärtskocka en sueco, carciofo en italiano, artichaut en francés... y así sin fin... intentando que suene bien y siempre suena como a estrangulamiento de tráquea... 

Pero para gustos los colores o los calores (que tampoco me gusta el calor)... y mejor ser así, cada uno con nuestra cara y nuestras peculiaridades, que es lo bello... Porque mientras hay dos cositas de nada que no me gustan (hay más, naturalmente), hay muchas, muchísimas que me gustan y eclipsan a las otras... Porque me gusta cuando amanece, las miradas de amor que me regala mi otro yo, mi pequeña gran Miranda que se apellida Mi Sombra y que me regala amor incondicional, la sonrisa de mis sobrinos, el olor de las flores, los besos, los abrazos, las nubes, la hierba recién cortada, el sésamo machacado, las mañanas de canela y café, la películas de risa, las lágrimas, los suspiros, mis amig@s, mi familia, los libros, el cine, el teatro, escribir, imaginar, sentir, estar feliz, estar triste, la música de antes, la música de mañana, los musicales, las series de televisión que no acaban nunca, la esperanza, la gente buena, el cielo de su boca, ... y podría extenderme tanto y tanto... que ya he olvidado a los mimos políticos con su corazón de alcachofa... lo olvido y sigo adelante, porque así somos y lo bonito es aprender a quererse... ser amigos conociéndote completamente y, a pesar de ello, quererte sin más....

Y así acabo, apuntando una nota... el que por más que me digáis que las alcachofas son buenísimas, que os encantan, que les ponga mayonesa, jamón serrano o las envuelva en un billete de 50 euros, seguirán dándome mucho asco y que puede, tan sólo puede, que mi teoría extraterrestre sea cierta...

Feliz día... cargado de ironía y sonrisas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

LO QUE VIENE SIENDO REPARTIR "HOSTIAS"...

FELIZ DÍA DEL AMOR...