NACE UN SUEÑO... FIDEWÀ... GRACIAS...




Hace cosa de dos meses, poco más o menos, recibí una llamada de esas que no te esperas... quizás de esas que llevas esperando toda tu vida... Una voz al otro lado me habló de un sueño que empezaba a despegar, de una ilusión que chorreaba ilusión a cada palabra. Al principio pensé que se habían equivocado... que quizás llamaban a mi otro Javier Espinosa... al famoso periodista con el que me confunden alguna vez... Pero no... la llamada era para mi, que le había hablado de mi Jesús Sanz Sebastian (el director de la genial 50 sombras El Musical.. gracias siempre Jesús). Así que me dejé llevar por esa pasión que me venía del otro lado del teléfono, reconocí algo que llevaba esperando y dije que sí... sin más explicaciones, me dejé llevar por un sueño. Fue así como conocí a Jose Antonio Madrid, un soñador empedernido, un amante de la vida, un guerrero que se aferra a ella y cumple esos sueños sin dudarlo un momento.

Y me habló de Fidewà... un proyecto que iba a nacer al amparo del Festival de Cine de L'Alfàs del Pi. Algo me dijo que allí había algo bello, algo que iba a traer muchas alegrías en el futuro a todo el que se dejase llevar por el río de la pasión. Y me zambullí en él. Y comenzamos a imaginar. Viajé a ese pueblo costero y me recibieron como nadie lo había hecho nunca. Me hicieron sentir uno más, como si nos conociésemos de toda la vida y nos dejamos fluir. Y es que el proyecto era muy ambicioso y, también, daba un poco de vértigo pues íbamos a tener muchas miradas sobre nosotros. Miradas complicadas y miradas amables. Pero sabíamos que estábamos en el camino y aún lo estamos.

Me dijeron que yo tendría que hacer la Gala de Inauguración y la de Clausura. Que la iba a dirigir y a escribir el guión. Tengo que decir que si tuve un poco de respeto hacia este encargo se esfumó en un suspiro y dejó de existir en el momento en que conocí a todos los artífices de ese sueño. José y Xavi Alandes me acogieron en seguida y me dieron su mano para lo que fuese. Y yo la agarré con fuerza y nos dejamos llevar. El guión lo escribí en un suspiro como si ya llevase escrito desde mucho tiempo atrás... y escribí para dos personas que ni siquiera conocía, pero eran dos ángeles que iban a hacer suyos los personajes y convertirse en los magos de esos sueños. Hablo de Indira Gonzalez y Carlos Sánchez, los presentadores de la Gala.

Han sido dos meses. Dos meses de un frenético trabajo hacia algo que tenía que salir a la perfección. De algo en lo que no puedo ser objetivo porque para mi me lo ha dado todo. Me ha dado confianza para saber que aún hay futuro, que en este país nuestro hay muchos profesionales cargados de ilusión y que nuestra calidad en las Webseries están a la altura de los mejores.

Y llegó el fin de semana de las Galas. Yo estaba allí sentado en mi butaca, atento a las reacciones, porque esas iban a ser las que decidirían el futuro... las sonrisas darían la alegría que necesita Fidewà para seguir siempre.... Y esas llegaron. Indira y Carlos brillaron como sólo ellos saben hacer. Se hicieron dueños de la noche y me embriagaron con su magia. El público disfrutó, disfrutó mucho. Los oía reír, aplaudir, sentir. Y eso para un creativo es el mejor pago que puedes conseguir. Que aquellos a los que van dirigidos tus sueños los valoren y se dejen llevar sin miedo, es la mejor recompensa... y esa la tuve de principio a fin. 

Cuando acabó la primera Gala tuve miradas y sonrisas que me acompañaron y me felicitaron. Me sentía en una nube porque algo empezaba en mi vida. Ese camino que he elegido, el camino que se aparta del arco iris me lanzaba guiños y me enseñaba lo que tengo que hacer. Estaba en una nube, estoy en una nube, pero es una nube de realidad... una nube que no sabe de éxitos y sí de sentimientos. Una nube que me pone los pies en tierra y me tiene aún con esa sensación de que todo esto no es para mi, por mi... con esa sensación de que tengo que seguir archivando esas sensaciones en mi alma y continuar como si fuese el primer guión que escribo.

Y llegó la Gala de Clausura y ya fue el clímax. Fue el remate de la perfección, la guinda que todos necesitábamos. Fue bello.. fue tan bello... Esas miradas de Indira y Carlos... ese cierre de la pequeña obra que les había preparado... Fue perfecto y por eso siempre van a estar en mi corazón... porque ya los quiero... ya los necesito.

Y hoy vuelvo a mi vida de siempre. Hoy ya no hay trajes ni corbatas. Hoy Fidewà se mantiene en el aire repartiendo su ilusión. Hoy vuelvo a mi cafetería de siempre y escribo. Imagino lo que será el siguiente año... me nutro de nuevas historias y sonrío.... Y sólo me viene a la mente la palabra "Gracias"... Gracias a Vicente Arqués, alcalde de L'Alfàs del Pi, por ser un engranaje más de estas mariposas que vuelan por nuestros estómagos... por creer en la cultura, por apostar por ella, por esa felicitación que venía a través de su mirada y que decía mucho más que las palabras... Gracias Vicente por ser de los pocos que aún cree que somos necesarios... que no somos esos creativos "muertos de hambre" que muchos se atreven a catalogar. Gracias por darnos la mano y gracias por estar... y que necesitamos personas como tú en este panorama político que tanto nos está defraudando... necesitamos personas que nos recuerden que aún hay gente que está ahí por y para el ciudadano...

Y gracias a Indira y Carlos, porque sin vosotros esto no habría sido posible. Sin vosotros nada sería igual. Porque un guionista siempre busca aquellos que se nutran de sus palabras y salgan del guión... y vosotros lo habéis hecho desde el principio. Me habéis dado más de lo que pude imaginar y me habéis emocionado hasta las lágrimas. Os quiero, no puedo hacer otra cosa más que quereros... y saber que nos queda mucho, pero mucho por hacer....

Y José Madrid... qué decir de él... que ha confiado en mi desde el principio junto a Xavi Alandes. Me quedo con los viajes en el coche, con los piques, con las risas, con anécdotas que se quedan para nosotros. Pero José me dio su corazón desde el principio y me transmitió que era yo quien debía de hacer eso. Me dio la fuerza, esa fuerza que chorrea por todos los poros de su cuerpo. José es un luchador y puede conseguir lo que se proponga... y me dio la mano y yo la cogí... Gracias por buscarme, por encontrarme, por hacerme creer que puedo hacer algo importante... algo mágico... Gracias...

Gracias al jurado, ese del que tuve el honor de formar parte...  días y días de sanas discusiones porque el nivel era tan alto que nos lo pusieron muy difícil... Gracias: Alex, Angel, Enric (el gran Enric), Pau, Luigi, Davide, Paula...

Y querría agradecer a cada uno y una de los que estuvisteis allí... pero no puedo dejar estas palabras sin darles las gracias a los chicos de Runtun Films... esos que han hecho del corto que rodamos para la gala un espejo de mi imaginación. Gracias a Mario Nuñez por comprenderme sin ni siquiera conocerme... Gracias por hacerlo todo tan fácil... Gracias por tu infinita magia. Y tengo que extenderlo a Alex y Alexis... que nos han acompañado estos días y han sido también el engranaje que necesitábamos...  porque sin ellos la música no sería música, las imágenes no serías imágenes y Fidewà no hubiese sido Fidewà. Y a Angel Mora... que no me olvide de él.. que estuvo con su infinita paciencia, esa que te daba la paz que necesitabas en los momentos críticos...

Tanto y tanto por lo que debo de estar agradecido... Tanta gente que he conocido y que me ha hecho sentir tan bien... Gracias a todos a todas los que sois parte del Ayuntamiento y que pusisteis vuestro granito de arena... Gracias al público que estuvo allí... Gracias a todos y todas los creadores de esas Webseries sin las que el Festival no podría existir... A la gente de Wintersun, Spanniards in London, Números, LaVida.es, Malviviendo, La Caída de Apolo, Fantasmagórica, El día de los feos, Entertainment, Cabanyal Z, Comaland... Gracias por vuestro encanto, vuestra magia, apoyo, humildad... gracias y no cambiéis nunca... os necesitamos.  Gracias al equipo de "Draw My Life", una serie que se presentó allí y que nos robó el corazón. Y también gracias a toda la gente que no puedo nombrar porque se me va en los recuerdos... Gracias a los que ni siquiera conocí pero que me regaló sonrisas... Gracias a todos y todas...

Y ahora me retiro... con ese #PorqueLoDiceEspinosa que ya se ha quedado como mi sello. Me retiro emocionado, me retiro lleno de cansancio por una semana agotadora, pero es un cansancio lleno de suspiros y futuro... Un cansancio lleno de gratitud... Me retiro echándoos de menos. Me retiro y me quedo con los abrazos, con cada uno de ellos y que atesoro y atesoraré siempre.

Gracias Fidewà porque me has hecho nacer cada día y me has hecho descubrir que por fin... Los sueños se pueden hacer realidad....  Porque lo dice Espinosa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

FELIZ DÍA DEL AMOR...

JAVIER BUSCA PROFESORA DE YOGA...