DIME QUE NO ESTOY DORMIDO



Dentro de una semana estaré mucho más nervioso que hoy. Dentro de una semana pensaré en mañana y en lo que significa para mi. Dentro de una semana faltará un día para que "Dime Que No Estoy Dormido" llegue hasta vosotros y vosotras.

Y no es una novela más. Muchos y muchas conocéis mi trayectoria. Habéis tenido la suerte (o la desgracia) de conocer a Conchi y sus excentricidades. Quizás ni siquiera sabéis de la existencia de "Más Vale Maña Que Muerta" o de "El Diario de Conchi". Y sería raro, porque pesadito soy un rato...  Pero esta nueva novela no habla de historias en las que hay que descubrir asesinos o arriesgar nuestras vidas para que no llegue el fin del mundo. No. Es sencillamente un sueño o una realidad. Yo ya no lo sé. Pienso y pienso lo que voy a decir el viernes que viene. Imagino mil frases para describir lo que para mi es esto y me quedo en el aire, suspendido, con cientos de palabras que esperan salir de mi boca aunque yo no haga nada por ayudarles. 

Es un viaje. Un viaje de vida. Es la esencia de la que están hechas las segundas oportunidades. Son páginas al viento en la que cualquiera se puede identificar. Porque los sueños son universales. Porque la vida, al final del todo, siempre es vida. Es común y nos reconocemos unos a otros en ella. 

Falta una semana para que llegue mañana. Es un nacimiento y quieres que todo el mundo esté allí y sabes que no todo el mundo estará. Imaginas la sala repleta de miradas y suspiros. Decenas de ojos que tan sólo se fijan en ti. Deseos de tener esa, para mi, joya en sus manos. Atesorarla y saber que es un pedazo de mi alma. Que la he partido en millones de trocitos y que cada ejemplar lleva una parte de ella. Y cuando hable y mire a todas esas personas que tanto quiero, intentaré transmitir todo esto. Que no busquen best-sellers ni héroes perdidos. Intentaré hacer entender que fluyan con el sentimiento de cada párrafo. Con que hagan suyos esos momentos de vida. Que los reconozcan. Porque es un libro cargado de simbología, más incluso de la que yo creí. Que si quieren, lo releean las veces necesarias y busquen entrelíneas y entre silencios. 

"Dime Que No Estoy Dormido" es una súplica. Una súplica de que todo es verdad. De que todo es mentira. 

Falta una semana para que os mire al alma y os reconozca. Empezaré por Madrid... seguiré por Zaragoza y Valencia. Esas ciudades que me han hecho como soy. Falta Lanzarote, pero esa es una historia aparte...

Si estáis en Madrid el 10 de octubre a las 20.00 horas, os espero en la Asociación de Escritores y Autores de España en la calle Leganitos 10, 1º dcha (metro Pza de España). Si estáis allí nos reconoceremos y yo seré el de la amplia sonrisa.

"Dime Que No Estoy Dormido".... "dime que vendrás...."


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

LO QUE VIENE SIENDO REPARTIR "HOSTIAS"...

FELIZ DÍA DEL AMOR...