TODOS PIDEN PERDON...



Todos piden perdón...  Y a mi me entra la risa. Pero no es una risa de esa sana, de la que te limpia el cuerpo, de la que viene tras un chiste o una anécdota que no hace daño a nadie. Es una risa enferma. Una risa repleta de rabia. Una risa que encierra gritos de rebelión, una rebelión que no se encuentra en Constituciones que nadie entiende, en leyes sobre las que nadie me ha preguntado, en corrupciones maquilladas con cortinas de un humo teñido de rojo. Y todos piden perdón y ya no nos lo creemos. Señoras y señores, por decir algo, YA no nos lo creemos. Se lo diría gritando... pero el grito se me consume... se diluye en la rabia, en la pena... porque un día tuve ilusiones, creí en mi país, creí en el futuro y ahora me cuesta creer en algo. Y los culpables son ustedes, señores políticos. No les pongo nombres porque son ustedes. Me dirán que muchos se salvan y probablemente sea así, pero ya no me vale. YA NO ME VALE. Porque día a día me sorprendo más. Porque nunca he creído que las cosas se arreglen con pedir perdón. Porque es una palabra sencilla. Un poner la otra mejilla que me trae recuerdos de religiones rancias y mentirosas. Si pides perdón es porque has hecho algo mal y, vale, está bien arrepentirse, pero si yo hago algo mal... algo muy MUY mal... pues vale... pido perdón y me largo... me muero de la vergüenza, me meto en mi cueva y no vuelvo a salir. Pero en este país tenemos memoria de pez. Creo que nos lo ponen en el agua, o en la tele, o cada vez que volvemos a sintonizar los canales de la TDT. Puede que sea un virus, algo que nos resintoniza la memoria, la conciencia y olvidamos. Olvidamos todo el daño que nos han ido haciendo en el pasado... lo olvidamos porque tenemos memoria de pez...  Pero es fácil.... De repente aparece el pequeño Nicolas, que suena a cómic barato y a mi me suena cortina de humo. Aparece con su halo de corrupción juvenil, de lo que está por venir y me da mucho, mucho más miedo. Y a algunos hasta les hace gracia.... Y cosas como las de Urdangarín quedan atrás... (haced memoria... por favor...). 

Y todos piden perdón... Y a mi ya me empieza a entrar asco. Porque para colmo vivo en una de las comunidades con más corrupción de España:  Valencia, tierra de luces, de las flores y del amor....  hoy en día añadiría y de la corrupción.... pero no quiero que me pongan una traca tamaño falla del ayuntamiento en la puerta de mi casa. Y diré que vivo en esta Comunidad por decisión propia, porque vine de Zaragoza hace veinte años y aquí me quedé. Encontré una ciudad amable y permisiva.... Con el tiempo ha cambiado.... se ha destapado y me da mucha pena en lo que se está convirtiendo... Creí que viviría aquí, que me daría lo que quiero... pero para empezar es una comunidad que no me quiere, que esta matando la cultura, que se está quedando con el dinero de los valencianos, presuntamente, y yo siento, que debo de marcharme.... y lo haré, lo haremos... y diré que no es cosa de los habitantes, porque muchos son la esencia de esta maravillosa tierra, una tierra que tiene todo para hacerla de lo mejor de este país, una tierra repleta de riqueza, de alegría, de vida.... pero una tierra que ha sido tomada por las garras de la vanidad, de las ansias de poder, de riqueza....

... y esas garras parece ser que se han extendido por el resto del país. Que llevan extendiéndose desde hace mucho, mucho tiempo.  Y piden perdón. Pero a mi no me sirve. ¿Os sirve a vosotros? ¿Vamos a olvidar? ¿Nos sirven pequeños Nicolases? ¿Partidos de fútbol? ¿Pantojas? No somos tan simples, de verdad... NO dejemos que nos hagan sentir tan simples... porque somos españoles, con todo lo que eso significa. Somos un país alegre, un país que tiene la fuerza para conseguir lo que quiere, un país que siempre ha salido adelante, que ha luchado por su futuro y que podemos volver a hacerlo.

Yo soy artista. Con todas las consecuencias. Hasta el final. Un "muerto de hambre" como muchos nos llaman. De esos que se dedican a escribir, a crear mundos, a imaginar. Uno de esos que se pasa el día pensando y "perdiendo" el tiempo. De esos a los que no le tienes que pagar, porque no come, no tiene facturas, ni hipoteca... Soy un artista que vive del aire, de sus sueños. Me siento perseguido. Me siento ninguneado. Me siento maltratado. Y nos piden perdón. Y ya está. Todo esto me suena. Me suena mucho. "Lo siento, no volverá a pasar". Y todos tan contentos. ¿Hasta cuando? ¿Seguiremos dando la espalda? Yo, por mi parte, os aseguro que no. He perdido amigos que imaginaba amigos por decir lo que pienso. La verdad es que eso me ha hecho ver que no eran tan amigos, porque la base principal de la amistad es el respeto. Y la base principal de una nación es el respeto y la tolerancia. ¿Qué podemos esperar de una nación que aprueba y blinda la fiesta de los toros? Gandhi dijo que "La grandeza de una nación se mide por la forma en la que trata a sus animales" y esta España nuestra trata muy mal a nuestros animales. Aprueba el Toro de la Vega, aprueba la tan mal llamada "Fiesta de los Toros", subvenciona toros embolados, vaquillas, salvajes que arrancan cuellos de un pato atado a una cuerda y tantas y tantas otras fiestas incomprensibles... Si partimos de ahí... si partimos de que nuestra grandeza se mediría por la forma en la que respetamos a nuestros animales... pues empezamos mal... muy muy mal.... Y mientras tanto, piden perdón, pero siguen ahí... porque en el infierno se debe de estar muy calentito, porque el infierno resulta que es más paraíso de lo que pensábamos, porque el mal, la maldad, te llena de lujo y poder.... pero si pides perdón tienes el comodín para seguir adelante "jodiendo" si...  (y perdón por lo de "jodiendo") ... al pobre de a pie que tan sólo tiene sueños... Y no sé de qué nos extrañamos, pues la religión ya lo ha perdonado todo o lo perdonaba con la famosas bulas...  a cambio de un puñado de monedas... 

¿Seguiremos igual? ¿Perdonaremos? ¿O preferimos reaccionar? ¿Abrimos los ojos? Quizás si no perdonamos se romperá el hechizo. Quizás si no les damos la espalda no podrán bajarnos los pantalones. Quizás si les miramos a la cara, bajarán la mirada. Porque somos un país que tiene fuerza. Somos un país que sabe lo que quiere. Tenemos todo para ser felices, lo que pasa es que nos han engañado de tanto resintonizar canales... nos han borrado la memoria... pero podemos recuperarla... y quizás, los artistas, esos "muertos de hambre", sirvamos para algo, porque como YA no tenemos nada que perder, pues podemos remover conciencias y hacer que los recuerdos no duren tres segundos, que duren toda la vida y tan sólo se perdone cuando se tenga que perdonar.

Recordemos. Recordemos siempre. Porque tenemos hijos, sobrinos, nietos.... Niños y niñas que hemos traído a este mundo y no son culpables de nuestros errores. Niños y niñas que no tienes que pagar las deudas de corruptos indolentes con cuentas en países extranjeros.

YO NO LES PERDONO SEÑORES POLITICOS. Y no lo siento. Porque tampoco los elegí. Porque al final pienso que todos son iguales, porque hace falta un cambio y sé que podemos conseguirlo.

YO NO LES PERDONO, PORQUE NO LO MERECEN, PORQUE HAN HUNDIDO ESTE PAIS Y LO PEOR DE TODO, HAN DESTROZADO LOS SUEÑOS DE GENTE HUMILDE Y ESO.... NO TIENE PERDON....

Comentarios

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

LO QUE VIENE SIENDO REPARTIR "HOSTIAS"...

FELIZ DÍA DEL AMOR...