PORQUE LA VIDA ES LARGA...



Tengo la sensación de que constantemente nos quieren acortar los días... Os lo explico. No hay momento en el que no abra una página en la que me recuerden que aproveche... que "la vida es corta" y yo voy y me mosqueo. Es un mosqueo al principio de rebeldía, como cuando naces y lo primero que hacen es darte una palmada en el culo para que llores. Porque empezamos mal. Empezamos enfadados y no debería ser así. Venimos de un universo de paz, un interior materno en el que el silencio viene con un hilo musical ajeno a nuestras vidas, un eco de una existencia que fluye en el exterior y que nadie nos recuerda que va a ser corta. Y de repente la naturaleza nos expulsa de forma traumática, aunque los testigos  luego lo llamen "el momento más maravilloso que he vivido jamás"... pero nos echan así, a la vida y para saber si realmente estamos preparados, nos dan un buen azote y lloramos. Listo... ya puedes empezar a vivir. Os diré que ignoro si hoy en día se sigue con esa técnica y si se ha inventado alguna nueva para que disfrutemos de ese traspaso de universos con el menor trauma posible... si alguien sabe algo, soy todo oídos. 

Pero voy a lo que voy... ¿seguís ahí? Pues nos graban a fuego en la mente que "la vida es corta" y nos inventamos una supuesta fecha de caducidad y nos aceleramos. Y nos lo creemos. La vida es tan corta...  Mañana podemos desaparecer de este mundo a causa de  un camión, o ser alcanzados por un meteorito, o por una estrella fugaz, o por ver el Canal 24 horas de Gran Hermano VIP (hay Leyendas Urbanas que dicen que ha ocurrido, así que ojito). Y venga a poner fotos en Facebook, Twiter y demás de playas, globos y chirimoyas con la leyenda "Disfruta que la vida es corta"... probablemente lo patrocine Coca Cola o Kodak... no tengo ni idea. Pero es así... ¿o no?

Pues aquí vengo a desmontar todo... amigos y amigas... La vida... ¡no es corta! ¡En absoluto!! ¿Cómo os quedáis? La vida es muy muy larga... Tan larga como queráis... Tan sólo tenéis que empezar a creerlo de una vez por todas... Dejemos ideas obsoletas y miedos absurdos. Empecemos a saber la realidad. ¡La vida es tremendamente larga! Sencillamente porque la tenemos AHORA. Y es lo único que debería de importarnos. Si dejásemos de pensar en el mañana, en esta tarde o en lo que ocurrirá dentro de cinco minutos... entonces no sería tan corta. Vale, sé que es difícil... sé que es muy difícil llegar a aceptar este concepto, pero todo es cuestión de cambiar eso que nos han grabado en el alma y en el cerebro...  La vida es vida... dure lo que dure...  Os voy a contar un cuento que no sé si es verdad o ficción... si lo he inventado yo o no... lo dejo a vuestra elección y quizás.... entendáis lo que quiero decir...:

"Dicen que existen unos insectos que solo nacen una noche especial. Es durante la primera luna llena de verano. Primero son unos minúsculos huevecitos en el fondo de un estanque que esperan y cuando llega esa noche, ya están preparados. Con mucho cuidado comienzan a romper esa gelatina de la que salen temerosos y transparentes. Sus cuerpos casi no están formados, son sencillamente unas patitas y unos ojos... ni siquiera tienen alas, pero esas patitas les ayudan a pelear en su viaje, un viaje que les llevará al exterior... hacia la luna. Así que empiezan su camino hacia la superficie durante esa noche. En la labor les van creciendo las patas, unas pequeñas alas van surgiendo mientras se alimentan de lo que  encuentran. Son miles y miles, muchos no sobreviven y los más fuertes continúan... Pero aún queda.... Son lentos... muy lentos... Aún tienen que tomar su forma final. Sus cuerpos a mitad de madrugada ya no son transparentes y empiezan a tomar color. Son azules y los ojitos ya tienen un color púrpura. Las alas comienzan a verse grandes y bellas. Suben y suben cada vez con más fuerza. La luna les atrae. Por fin,  un par de horas antes del amanecer, cuando la luna está en todo su esplendor, consiguen salir del agua. Es un espectáculo maravilloso. Miles de pequeñas mariposas  azules revolotean entre la luna y se buscan unas a otras. Se buscan para aparearse. Es el momento único... Deben hacerlo. Se aman entre luces del amanecer y conforme van haciéndolo los machos mueren. Caen en el agua, ese agua que derrite sus colores y se alimenta de sus tonos. Las hembras desarrollan los huevos a una velocidad de vértigo y rápidamente lanzan sus nuevos retoños que van cayendo como si fuese una bella tormenta de nieve... depositándolos  a miles en el fondo del estanque protegidos por esa arena que los ocultará hasta el verano que viene... hasta la próxima luna llena. Y las hembras... también mueren en esa vida que tan sólo dura una noche... caen en la superficie y se unen a su especie y complementan la rueda de la vida.... Esa vida que no es corta... porque viven lo que tienen, porque viven su vida... sencillamente... una noche de luna llena de verano..."

Y no me queda mucho más que decir... pensad en esas mariposas de agua... esa noche... una vida de una noche que para ellas puede que sean años... y que van disfrutando conforme va pasando... sin más... Seamos mariposas... seamos nosotros sin más... Tengamos problemas... es inevitable... pero ellos seguirán ahí mañana... mientras tanto... pensemos que este momento no volverá a pasar... ningún momento volverá a pasar... y todos los momentos... absolutamente TODOS hacen la vida muy muy LARGA....


Comentarios

Entradas populares de este blog

HASTA SIEMPRE, MIRANDA...

LO QUE VIENE SIENDO REPARTIR "HOSTIAS"...

FELIZ DÍA DEL AMOR...